Monterrey muestra rezago de Inmuebles sustentables

 

Monterrey se quedó atrás en materia de desarrollos inmobiliarios sustentables en relación a la Ciudad de México y la zona metropolitana de Guadalajara, dado que apenas un 10 por ciento de los edificios que se han construido en los últimos años son sustentables, señaló Javier Llaca, director de operaciones y adquisiciones de Fibra Monterrey.

“Las oficinas clase A, menos del 10 por ciento de los edificios tienen algún tipo de certificación de sustentabilidad”, añadió.

Luego de participar en un panel sobre edificación e infraestructura urbana sustentable, el directivo comentó que lacertificación LEED abarca todos los aspectos de la operación del edificio desde cómo disponer de la tierra a la hora que se excava, qué se va hacer, dónde se va a descargar hasta qué tipo de materiales se utilizarán para su construcción y que tenga un diseño pasivo adecuado para el equipamiento que permita que sea sustentable.

El directivo sostuvo que tristemente Monterrey y su área metropolitana quedaron rezagados con respecto a la ciudad de México y Guadalajara.

“Creo que en el tema de sustentabilidad al menos en oficinas Monterrey sí está rezagado con relación a la Ciudad de México y Guadalajara, la ciudad tapatía es un mercado joven en oficinas lo que facilita unmayor porcentaje de edificios, pero un dato curioso es que el primer edificio que obtuvo una certificación LEED se encuentra en Tijuana”.

En entrevista, el directivo consideró que es necesario diseñar un plan de incentivos a fin de impulsar desarrollos inmobiliarios sustentables.

Puede ser el propio impuesto predial; pero más allá de esto, si a los desarrolladores se les apoya con aspectos como en lugar de invertir en un cajón de estacionamiento, ese dinero se canalice en un adecuado transporte público, es decir, no tiene que ser el incentivo un ahorro fiscal para el desarrollador, sino incentivos para trabajar en conjunto a fin de generar mejor infraestructura en la zona y que ese inmueble tenga mayor plusvalía por la propia infraestructura.

También mencionó que el gobierno realmente cumpla su labor de facilitar la movilidad y la eficiencia de la operación de la gente que trabaja en esos edificios.

A su vez, Javier Lomelín Anaya, director general de Colliers International, comentó que no hace falta mayor normatividad.

“Sin embargo, considero que la normatividad ayuda y es conveniente, pero pasa más por la responsabilidad del empresariado y los desarrolladores, así como de la cadena de valor para que los edificios sean realmente sustentables”.

Los conferencistas participaron en un panel organizado por Sustentabilidad para México (SUMe) y la Asociación Mexicana de Edificio Inteligen y Sustentable AC (IMEI).

Fuente: El Financiero/Esther Herrera/21 Septiembre 2018.